Publicamos este artículo para comunicar un resumen de lo acontecido en el pasado congreso de la Asociación, que tuvo lugar durante los días 23 y 24 de octubre de 2019 en la ciudad de “El Cairo”, en Egipto. Una vez más, la Asociación Internacional de Abogados del Fútbol se reunió para exponer, comentar y debatir la actualidad del denominado “Derecho del Fútbol”.

Como primera idea a transmitir, destacamos que el mundo del fútbol, como industria del entretenimiento, sigue creciendo. En cada congreso se exponen cifras económicas, estadísticas y previsiones oficiales. Y el fútbol, como fenómeno global, continua en desarrollo, y lo hace además, de forma importante. Gran parte de este desarrollado viene motivado, y condicionado, por las OTT y los derechos de retransmisión televisivos. Pero no sólo la economía es importante, también se está avanzando en materia de integridad, de desarrollo social, y de defensa de los valores socio-culturales cercanos al fútbol, de lo que ha sido bien reflejo este congreso al estar participado por la Confederación Africana de Fútbol (“CAF”).

Vamos a exponer, de forma resumida y por temáticas, las conclusiones que se pueden sacar del pasado congreso:

Revisión de las recientes reformas del RSTP de la FIFA: fundamentalmente, se debatió el estado de los incumplimientos de contratos basados en justa causa por abuso de contrato, las indemnizaciones contractuales derivadas de incumplimientos/rupturas por parte de los jugadores, así como de los nuevos procedimientos contra los clubes deudores. Siguen existiendo muchas dudas y cuestiones por resolver, pero se ha ganado en claridad y seguridad jurídica. ¿Se ha cerrado el círculo? Rotundamente no. Siguen existiendo zonas grises, cuestiones interpretables y problemas por resolver. Pero los cambios del RSTP, por ejemplo con el nuevo artículo 14.bis, ayudan a zanjar o aclarar la resolución de conflictos.

Cámara de Compensación de la FIFA: Fue uno de los temas estrellas. FIFA aclaró que este nuevo órgano no va a calcular las cantidades, sino que de ello se encargará el TMS, ocupándose la Cámara de exigir el dinero a los clubes deudores con objeto de recaudar las cantidades debidas para reenviar posteriormente el dinero a los clubes acreedores. Para ello, el Player Passport tendrá un valor esencial. Se creará un sistema electrónico, reglado, para implementar en todas las asociaciones este nuevo sistema electrónico que permita que el pasaporte del jugador sea totalmente electrónico y así poder controlar, perfectamente, los movimientos del jugador. Igualmente, pretende crear un ID del jugador que ayude a implementar, de forma automática, todo este procedimiento. FIFA están buscando un proveedor externo para completar los procesos y espera ponerlo en funcionamiento en julio de 2020.

Derechos de Retransmisión: Se analizó la dicotomía entre sistemas de ventas individuales y centralizados. Volvió a comentarse el caso de la Premier League, la primera organización que centralizó la venta de derechos desde el principio, lo que resulta interesante si se compara con los otros 5 competidores de máximo nivel. El método, la venta centralizada, ha pedido resultar un aspecto clave para comprender la diferencia de valor entre los productos (3 veces más caros que el resto de valor por partida de los otras Ligas del top5).

Revisión del Mercado de agentes y transferencias: ¿es cierto que los agentes han inflado el mercado? No se alcanzó ninguna conclusión unánime al respecto. Hay quien afirma que, algunos (aunque pocos), tiene suficiente influir al alza en los precios.  Pero otros, en cambio, consideran que los agentes no tienen tal capacidad de influencia en el mercado. Para FIFPRO los cambios realizados a nivel regulatorio no son positivos, queda mucho trabajo pendiente; hay muchos intermediarios ganando mucho dinero fuera del sistema y eso indica que el sistema sigue sin funcionar. Sobre el CAP, o los límites a la remuneración a los agentes que FIFA está considerando regular, nadie sabe aún cómo afrontarlo. No obstante, se insistió en la necesidad de entender que los agentes, hoy en día, no trabajan sólo para los jugadores, sino también, para los clubes (lo que tiene su importancia legal, especialmente, en sede de tributación de los implicados). Además, algunas voces autorizadas aclararon que la mayor parte de las comisiones de los agentes son cantidades modestas, especialmente, por trabajo y el período de generación que llevan detrásQuizás FIFA y otras instituciones, cuando modifican su regulación en esta materia, está pensando en las operaciones gigantes, pero esas, en la práctica, son excepcionales, y no se debe legislar en general sobre la base de lo excepcional. Por ello, el nuevo CAP puede perjudicar a los agentes pequeños, y no a los poderosos. Y la mayor parte del mercado está formado por agentes y transacciones pequeñas. Además, se comentó la necesidad de proteger la estabilidad contractual de los propios agentes, pues este concepto, que se utiliza mucho, sólo va dirigido por FIFA a clubes y jugadores. Y en ocasiones, son los propios clubes, o los jugadores, lo que rompen los contratos con sus agentes, incluso, en mitad de una transacción, por múltiples motivos (por ejemplo, porque un agente más poderoso quiere participar del negocio e imponga la exclusión del pequeño).

La protección de los menores y los fichajes internacionales de jugadores jóvenes: un problema que sigue sin resolverse, y la propia FIFA lo reconoce. La protección de los menores supone, en muchas ocasiones, una discriminación injusta que perjudica, sobre todo, al propio menor de edad. Quizás debería establecerse un sistema más abierto, aunque dado el inmenso volumen de transacciones, FIFA ve difícil poder establecer normas más abiertas. Se comentó que quizás el problema no son los agentes de los menores, sino los propios clubes, que están invirtiendo grandes cantidades de dinero en scoutings para encontrar a las nuevas figuras cuando son demasiados jóvenes. Por parte de la AIAF se comentó la posibilidad de exigir, a nivel regulatorio, que en todos los casos, y muy especialmente, cuando el jugador sea menor de edad o muy joven, el jugador cuente, necesariamente, con el complemento del asesoramiento de un abogado especializado, abogado que tendría que mantener su completa independencia para poder cumplir su función (por ello, su retribución sería ajena al resultado del negocio); el agente es necesario, imprescindible quizás, para los menores en países o entornos pobres, pero no es suficiente, en especial, por la existencia, indiscutible, de los conflictos de intereses.

He aquí las conclusiones, resumidas, de un Congreso que ha tenido mucho de debate y análisis y que avanza que el futuro del Derecho del Fútbol seguirá, por el momento, en continua evolución.

Gerardo Siguero Muñoz

CODE ABOGADOS. Derecho Mercantil y Deportivo.